15 de junio de 2006

¡Pobre Polonia!

Polonia está al borde del abismo. Atrás quedaron las glorias del 74 y el 82, cuando obtuvieron dos terceros lugares. La debacle comenzó con la buena fortuna de Ecuador y la mala marcación y los dos postes que sepultaron a Polonia en el primer partido. Contra Alemania, Polonia sólo se defendió... y perdió en el último minuto. Ahorita Polonia depende de un milagro en tres actos (algunos de esos milagros son más probables que otros y uno de esos milagros depende de ellos mismos). Milagro número uno: Costa Rica le debe ganar a Ecuador, milagro número dos: Alemania le debe ganar a Ecuador, milagro número tres: Polonia le debe ganar a Costa Rica y de paso asegurar una mejor diferencia de goles que Ecuador y Costa Rica. La tarea parece casi imposible para un equipo que no ha marcado goles y que de ñapa le han hecho goles hasta de saque lateral. Creo que Polonia es la primera víctima del mundial, ¡qué triste!.
Punto aparte, ya todas las selecciones se han presentado en una ocasión y casi todas son un desastre (Brasil incluido). Las mejores primeras impresiones se deben conceder a Alemania y a España (aunque no pude ver el partido de esta última, al menos hizo cuatro goles y algo bueno puede esconderse allí).
El arbitraje todavía no ha ingresado en el lado oscuro que transitó en el 2002 y confío en que se mantenga así, pero los equipos parecen estar tentados por una mediocridad que enfría los ánimos.
Sí, así es... mi hija no quiere que le recuerden esos últimos seis minutos del partido Australia-Japón.

2 comentarios:

Mariannextreme dijo...

uff que duros comentarios!, pero bueno presiento que sabes más de fútbol que yo, me fascina esta fiebre aunque me la tomo light. Está muy bueno tu blog, saludos!

Jorge De Abreu dijo...

Gracias.
Lo que pasa es que siento que el fútbol nos debe un buen mundial. Desde Francia 98 viene la deuda...