13 de julio de 2005

¡Ahora es el ocho!

Necronomicón 8 está en línea y espero que tengan la curiosidad de ir a visitarlo y, si la curiosidad es mucha, de leerlo. En esta ocasión el Necronomicón viene con relatos de Sergio Mars, José Manuel Sala y Adriana Alarco, la ilustración corre a cuenta de Juan Raffo.

Copio el editorial de la octava edición:

"El tema de este número podría haber sido la soledad, seres humanos en la más absoluta indefensión, enfrentando solos horrores más allá de la racionalidad humana. Podría haber sido un bonito editorial sobre uno de los temas más obsesivos de la literatura lovecraftiana; sin embargo, Adriana Alarco se empecinó en alegrarnos la lectura con un cuento de profundo humanismo, a pesar de que encontraremos un extraterrestre en su historia, aunque tal vez por eso la sentimos tan humana. También podría hacer trampa y decirles que es obvio que este extraterrestre se encuentra más solo que un esquimal en Sydney y así proseguir en la línea de mi editorial perfecto, pero aunque sea a costa de mi enorme ego, no creo que la idea sea conseguir el editorial perfecto, creo que el interés de todos: escritores y lectores, es tener espacios donde reproducir ficciones, donde tomar un respiro a la cotidianidad y lanzarse en un viaje de horror, de esperanza, de amor, de sueños... un viaje diferente a lo que experimentamos día a día, un electrochoque que estimule el flujo de pensamientos. Tal vez el vuelo sea totalmente alejado de la realidad, tal vez del viaje no saquemos ninguna idea práctica, ¿pero quién nos dijo que todo debe tener una ganancia cuantificable? ¿Cuándo fue que comenzó toda esta locura sobre el utilitarismo? A mi me dejan hacer con mi tiempo libre lo que me de la gana y por esa razón en esta oportunidad los invito a perderse un rato en ficciones sobrecogedoras, fantásticas, lejanas en el tiempo y el espacio o tan cercanas que nos topemos con ellas al doblar la esquina. Viajemos hoy con los horrores innominables que sacuden a una científica en De viva voz, corramos angustiados al lado del niño de En la sombra del jardín y sentémonos, sin las prisas de este siglo acelerado, a la mesa familiar en compañía de extraterrestres y compartamos El plato del forastero. No teman si esta noche debajo de su cama comienzan a oír sonidos extraños... es posible que estén soñando, mañana será otro día y el mundo seguirá tan loco como siempre".

Pueden leer el Necronomicón N° 8 en http://www.geocities.com/ubikcf/necronomicon/necro8/necro8.htm

¡Hasta el nueve!

2 comentarios:

Tecnorrante dijo...

Anotado el dato! Seguro que pasaré por alli.

Anónimo dijo...

Does anybody know about the real necronomicon - Like could this possibly be real ?